domingo, enero 10

CONCHITA, TIENES MAS RAZÓN QUE UN SANTO...

Mi querida amiga...
Es cierto, estamos en un nuevo año y ya me toca volver a escribir...tenía el blog como el resto de mi vida, un poquillo abandonado...jejeje...
Os cuento un poco la odisea de terminar el año 2009, porque creo que es pa contarlo...incluso me animan algun@s incaut@s por aqui para que escriba una novela...
A mediados de octubre mi padre empeoró. Yo me resentía de una lesión de la espalda y estaba de baja, ya que conducir cada día 70 kms para ir y venir al trabajo me resultaba casi imposible. Decidí trasladarme a Chipiona, donde viven mis padres y ayudar a mi madre en este último tirón de la enfermedad... Ha sido mucho mas duro de lo que imaginaba, verle desaparecer ante mis ojos, su dolor y la impotencia de mi madre, y de todos, claro...
Cuando ya nos planteabamos llevarle al hospital, para dulcificar en lo posible su fin, a mi hijo Manolo, con 22 años y casi dos metros de estatura, lo ingresan con neumotorax...por lo visto esta enfermedad es típica de chavales de su edad, estatura y peso, sanos y deportistas...
Durante 5 dias estuve con él en el hospital, asustada por lo que pudiera pasarle...
Afortunadamente ha salido completamente recuperado y sigue, como siempre, jugando al basket, estudiando su carrera y trabajando los fines de semana para pagarse los estudios...
El dia 26 de noviembre, su cumple, ingresamos a mi padre porque el médico dijo que le quedaban horas y el dolor era inhumano... Aguantó hasta el 3 de diciembre...era un hombre sano, ademas de un buen hombre.
Ha pasado un mes y pico desde ese dia y todo lo que he hecho es arreglar papeles, papeles y mas papeles...dios, que dificil es todo en este pais...o en este mundo, no sé... Enmedio de todo esto, mi ex me sigue dando la lata y lo paga mi hija, que es lo peor...
Hasta que Conchita no me ha sacado de mi ensimismamiento "burocrático" no me había dado cuenta que llevaba dos meses sin actualizar este blog... Pido disculpas, procuraré que no vuelva a ocurrir.
No tengo gran cosa que enseñar, excepto una: un MA que he hecho para mi amiga Mo, de Venezuela, que va dentro de un paquete que le debía de nuestro intercambio navideño en la pagina de Olga... No lo puedo enseñar hasta que no le llegue...y me de permiso, claro. Entretanto a ver si me vuelven las ganas de scrapear, como las de pasear, hacer ejercicio, cocinar algo mas que huevos fritos y pollo a la plancha, salir con mis amigas, el cine, pintar...jo...
Bueno, ya me voy que está lloviendo y aún tengo que preparar la ropa del cole de Ana para mañana.
Besos
Publicar un comentario